Al continuar navegar por el CLIMSOM sitio, usted acepta el uso de cookies para guardar su carrito y proporcionar el mejor servicio posible.

 
Testimonios de los usuarios del CLIMSOM

Me movía mucho a lo largo de la noche buscando un sitio fresco para mis piernas y por supuesto era imposible de encontrar este lugar. Según las noches era una pequeña molestia, una verdadera incomodidad o claramente insoportable hasta el punto de levantarme y echarme agua fresca sobre las piernas.
Cuando probé el CLIMSOM por primera vez, encontré una sensación muy agradable . Al día de hoy y después de algunas semanas encuentro esto genial. Mi primer hábito antes de ir a acostarme es el de conectar el CLIMSOM. De vez en cuanto en el momento de acostarme, programo un arranque diferido de una hora o dos. Paso mejores noches y me encuentro mas descansada por la mañana. También aprecio mucho el "pequeño plus" de la almohada fresca.
Claudine M.
 
No mas dolores, Gracias CLIMSOM. No mas movimientos bruscos de las piernas, Gracias CLIMSOM. No mas alergias a los ácaros, Gracias CLIMSOM. No mas transpiraciones excesivas, Gracias CLIMSOM.
Pero lo que no quiero es hacer una publicitad a 1 €. He sido testigo de un cambio radical de mis noches. Efectivamente, a pesar de una operación de las 2 piernas por culpa de problema venoso, el dolor y los movimiento bruscos seguían presentes por culpa de la estado de pie estático que me impone mi trabajo. Mis noches nunca eran de mas de 3 horas de sueño (con consecuencias tanto físicas como morales). Anti dolores, duchas frías, pomada no hacían nada, he visto en CLIMSOM un medio de alivio. Estaba bastante lejos de pensar de estos resultados. Los problemas han desaparecidos y mis noches son completas. También le puedo hablar de una transpiración excesiva debida a un problema de tiroides la cual ya no es molestia para mi ahora visto que puedo dormir a 27° en vez de 37°.
Termino mi testimonio con la alergia a los ácaros; la habitación tenia que ser tratado cada 2 meses con un “ spray insecticida “ con la nocividad que eso implica. Ahora bien desde hace 5 meses ninguna pulverización ha sido necesaria y sin embargo no he tenido ninguna crisis de asma relacionada con esta alergia.
He esperado este tiempo para dar testimonio con el fin de probar durante un tiempo este aparato. No puedo decir otra cosa que: YA NO PUEDO PASARME SIN CLIMSOM y AGRADEZCO SINCERAMENTE AL DOCTOR TAMBURINI QUE INVENTÓ ESTE CONCEPTO.
Fabienne C.
 
Acabo de probar Climsom y por fin me encuentro bien en una cama.
Tengo problemas de tiroides y de vez en cuando tengo mucho calor. Esto me obliga a abrir todas las ventanas hasta en Invierno, y en verano no es raro que me quede helada. Eso es muy desagradable, mis noches eran interrumpidas vistiéndome y desvistiéndome.
Con la manta elijo la temperatura adaptada a mi estado y duermo por fin de modo ideal.
Es una comodidad que había perdido desde hace tiempo, dormía muy mal por la noche y era desagradable el día. Creo haber encontrado la solución.
Monique P.
 
Debido a un accidente, sufro desde hace mas de un año de problemas musculares recurrentes a nivel de la espalda. Me obliga a echarme en la cama varias veces al día tomando analgésicos y relajantes musculares. Cuando utilizo CLIMSOM durante el día 1 o 2 horas (sobre 48°) y 3 horas la noche (sobre 41°), no solamente tengo noches reparadoras, descansadas y relajadas sino además conseguí dejar una parte de la medicación. Una utilización regular de CLIMSOM me ha permitido en una primera etapa, reducir la dosis de medicamentos que ya no lograba disminuir ( toma durante el día y al acostarme ) y en una segunda etapa, eliminarla. Eso no ha podido hacerse en 2 días pero sí en algunas semanas. El aspecto reparador de las noches ha sido inmediato y la la mejoría general se ha hecho sentir progresivamente. Gracias CLIMSOM
Virginie M.
 
Tengo 61 años. Practico la bicicleta (3500 a 4000 Kms/año) aunque eso no me impide sufrir el síndrome de las piernas sin reposo hasta tal punto que soñaba con el momento de tumbarme en la cama.
Despertado varias veces por noche y a la búsqueda perpetua de zonas frescas, mi sueño no era reparador. Mi esposa sufre de sofocos debido a la menopausia, y eso no mejoraba por la búsqueda de frescor.
Mi cirujano, no veía la necesita de una operación, y me he decidido, bajo los consejos de mi angiólogo, comprar una manta CLIMSOM.
Desde la primera noche, noté una auténtica comodidad . Regulo la temperatura entre 24° y 26° grados y por fin mis noches son reparadoras.
Pronto mi esposa va a probar Climsom por sus sofocos, aunque tengo que reconocer que no tengo prisa por separarme de mi manta.
Daniel L.
 
Tengo menopausia y a pesar del tratamiento hormonal tengo de vez en cuando sofocos nocturnos que alteran mi sueño.
Por otra parte siempre me ha gustado dormir entre sábanas frescas. Por lo tanto probé CLIMSOM el cual lo regulo a 24 grados con arranque diferido de 2 horas y ya no busco mas zonas frescas de mi cama en los bordes o extremidades !
Armelle T. (ginecóloga)
 
Padezco de síndrome de piernas sin reposo traduciéndose en impaciencias nocturnas en las piernas y brazos.
Gracias al frescor generado por CLIMSOM regulado a 22 grados me duermo muy fácilmente, el frío ha aportado un efecto calmante y aliviante. Consigo noches completas mientras tengo una crisis. Por lo tanto ya tengo el hábito de dormir todas las noches a esta temperatura…
Jeanne L.
 
No teniendo ningún problema a nivel médico, probé CLIMSOM por curiosidad.
Mis movimientos a lo largo de mi sueño son idénticos a los demás es decir buscar contentamente zonas frescas de la cama con mis piernas, hacer juego por arriba y por debajo del edredón o remover varias veces mi colchón cada noche para conservar mi cabeza al fresco. Esta manta refrigerada ha solucionado todos mis problemas y me ha permitido un sueño profundo y agradable. Me di cuenta con mas razón cuando he tenido que prestarlo a otros miembros de la familia para que lo pudieran probar…
Hugo T.
 
Tengo menopausia y duermo muy mal por culpa de los sofocos.
He probado CLIMSOM y mis noches son ahora tranquilas. Ocurría que me cambiaba 2 veces por noche, empapada por estos malditos sofocos.
Ahora regulo la temperatura de la manta a mi temperatura corporal y por fin tengo noches de sueño completas.
Véronique P.
 
Mi madre ha probado CLIMSOM hace algunas semanas y quise también probarlo. Tengo 18 años y ningún problema en particular. Solo tenia de vez en cuanto demasiado calor o frío en mi cama. Con CLIMSOM he dormido bien con una temperatura ideal en el momento que lo requería.
Antoine H.
 
Mi flebólogo me ha diagnosticado una insuficiencia venosa. Sufro dolores y calores intensos a nivel de las 2 piernas algunas veces asociadas a calambres nocturnos, lo que perturbaba mi sueños. He podido probar CLIMSOM por una corto periodo. Esto ha modificado radicalmente mi sueño que ahora ha vuelto a ser más profundo.
Mis síntomas han desaparecido gracias al frescor que produce la manta. Después de informarle, mi medico me comentó los efectos antiálgicos del frío y los efectos vasoconstrictores sobre las venas. Pienso comprarme un CLIMSOM muy próximamente.
François V.
 
Utilicé la manta CLIMSOM solamente durante algunas semanas y ya no podría pasarme de ella visto que desde entonces ya mis noches son tranquilas.
El hecho de poder regular la temperatura oportuna, hace que ya no me mueva más en toda la noche a la búsqueda de frescor, ahora mi sueño es más profundo.
Maryline D.
 
También puedes compartir su testimonio.
Mientras más detalles se comuniquen, mas lectores aprovecharán de tu experiencia y podrán reconocerse en sus comentarios.

CLIMSOM EL REMEDIO EFICAZ Y 100% NATURAL PARA ALIVIAR PROBLEMAS DE:


Sueño Piernas Pesadas Celulitis y frigoterapia Canícula–verano Ácaros Insuficiencia venosa Menopausia y sofocos Embarazo Sudación nocturna Piernas sin reposo Tiroides–Malestar térmico Sobrepeso Lumbagos-Dolor de Espalda Invierno-Pies fríos Agujetas Alternativa a la climatización